Todos los días veo trabajar a la muerte en el espejo.
Jean Cocteau.