Ventajas estratégicas
“Puesto que la guerra no es una obra de Dios, me costaba comprender por qué nosotros pedíamos la protección y ayuda de la Virgen María —bajo la invocación de la Virgen del Rosario— por nuestro triunfo; en el campo de prisioneros de guerra soldados británicos me contaron que muchos de ellos imploraban lo mismo. ¡En que dilema habíamos puesto a nuestra Santa Madre!”. Jefe del Estado Mayor del Ejército Martín Balza.