Metamorfosis
Luego de un sueño intranquilo, Gregorio Samsa despertó convertido inexplicablemente en un insecto gigantesco que pasó a causarle no pocas complicaciones a su familia y a la vecindad. El escritor, quien trabajaba en una oficina pública, en sus ensoñaciones comprobaba este tipo de transformaciones en determinados funcionarios al despertar la mañana siguiente a su jura, y decidió testimoniar el hecho con el don extraordinario que le había otorgado la naturaleza. La epidemia de funcionarios alrededor del mundo hacen de La Metamorfosis un relato de anticipación. Y, curiosamente, nadie se da por aludido.