“No puedo experimentar un cambio en mí mismo y permanecer en el mismo mundo. Si empiezo a tener un nuevo sentimiento de mí mismo comenzaré asimismo a tener un nuevo sentimiento del mundo, y yo y el mundo cambiarán al mismo tiempo. Mi nuevo sentimiento del mundo me dará a su vez un nuevo sentimiento de mí mismo. Los dos sentimientos se ayudarán mutuamente para crecer, puesto que el mundo es como yo lo siento y mi sentimiento del mundo soy yo mismo”. Maurice Nicoll (comentando sobre las enseñanzas de Gurdjieff).